Twitter: lifestreaming, stupidity or professional microblogging…You choose

Posted on Updated on

Soy una usuaria reciente de Twitter (hace poco debo haber superado el “récord” del mes); pero tengo que confesar que me he enganchado irremediablemente.  Sin embargo, cuando me preguntas para qué sirve, un instinto primario me tienta a corregir la pregunta. Realmente lo que quieres saber es para qué lo uso, puesto que una herramienta tan potente puede servir a muchísimos fines.

Una gran parte de usuarios lo utilizan para narrar en directo lo que está ocurriendo en un momento dado; más concretamente, lo que están haciendo en ese preciso instante. Es lo que se conoce como Lifestreaming (Eric Freeman y David Gelernter, Yale University). Para este tipo de uso, Twitter es un medio en el que está bien visto que cuentes que te estás tomando un café, que  vas a sacar al perro o que has visto un partido de fútbol, utilizando un lenguaje sencillo y directo en formato tipo SMS. Este  uso original con el que fue concebido lo explica de una manera genial este vídeo: “Twitter search in plain English“.

Sin embargo, hay bastante controversia sobre el tema. Cierto, en realidad, puede interesarte en directo lo que hace Obama, Steven Spielberg, Bill Gates, Nicholas Negroponte o Lula da Silva (por citar a alguien). Sin embargo, realmente, ¿qué interés puede tener que un tipo normal y corriente (con todo el respeto para los que somos normales y corrientes) cuente a cientos o incluso miles de seguidores, que se acaba de rascar un pie o que su Mac no funciona?

De hecho, hay gente que piensa que Twitter es una completa idiotez y aún así lo defiende (“Twitter is Stupid” by Willis Wee) ; y en cambio hay gente que se dedica a desmentir esta afirmación, no sin bastante razón y con buenos argumentos (Twitter is not stupid. People may be, by ADITYA). Parte del debate se centra en realidad en una afirmación muy simple: las herramientas son sólo eso, herramientas, y se hacen inteligentes o estúpidas en función del uso que las nosotros hagamos de ellas.

Así algunas recomendaciones para hacer un uso racional de Twitter pasan por “mantenerlo limpio”, es decir, evita incorporar comentarios acerca de lo que has desayunado o lo que vas a cocinar para la cena, a menos que hayas descubierto una nueva sensación culinaria en un cierto restaurante o que hayas inventado una nueva salsa para los macarrones. Recomiendan, además, que evites comportarte como un comercial o un vendedor… y que si ese es tu verdadero objetivo, al menos seas sutil y elegante. Por otro lado, es deseable además que evites acosar a la gente conocida, que, bien por razones profesionales o personales está en Twitter. De hecho, es preferible evitar despotricar sobre ellos cuando no responden a tus innumerables intentos de llamar su atención. Se recomienda además que evites conversaciones largas con un sólo usuario, dejándolas para los sistemas de mensajería, puesto que hacen perder interés al resto, que no comprende ni comparte los temas. Finalmente, dos recomendaciones básicas. Evitar el estrés y la ansiedad en Twitter: no es sano hacer más de 500  updates al día, aunque conozcas cientos de aplicaciones que lo hacen por ti. Es mejor que te comportes como un ser humano y actualices tu perfil con información relevante cuando saques tiempo.

Uno de los mayores descubrimientos para mí ha sido el uso de Twitter en caso de acontencimientos históricos o desastres naturales. Algunos de los más recientes son las elecciones en Irán (para más info ver Iran’s Twitter Revolution) en la que estudiantes, reporteros y bloggeros recurrieron a Twitter para evitar la represión y la censura. El caso más espectacular que hoy conocemos es el de Haití, en el que hemos visto en directo cómo personas sin comunicaciones o conexión a Internet, lograban enviar sus Twitts a través del teléfono móvil, subir imágenes de la tragedia, pedir auxilio o encontrar familiares desaparecidos. O incluso personas y organizaciones que ofrecían apoyo en directo para hacer llamadas y acudir al rescate. Se ha utilizado incluso para recaudar fondos en tiempo récord, no sin abusos en algunos casos….(Haití: los mensajes de texto salvadores)

Por tanto, Twitter puede tener un uso personal, un uso social global y además un uso profesional orientado a  social networking. Son infinitas las posibilidades de compartir información en tiempo real con gurús de aquellos sectores que te interesan. En realidad, es un gran filtro de toda la información que circula por Internet, que, en función de la calidad de los perfiles de aquellos a los que sigues, puede ser realmente útil.

Las marcas recurren a él bien como empresas o como individuos (los CEOs de grandes compañías entran en conversaciones con sus seguidores) para compartir información de producto, desarrollar campañas o incluso generar un nuevo soporte instantáneo de Atención al cliente, en un diálogo abierto con clientes existentes o nuevos nunca visto hasta ahora y que genera grandes beneficios directos e indirectos (El caso de Dell).

En resumen. Twitter es una potente herramienta con infinitas posibilidades (14 cool things that people do on this micro-blogging site). Es una herramienta tan inteligente como las personas que la usan. Quizás por eso,  en España las mujeres utilizan Twitter más que los hombres, en la franja de edad 18-34 años (según los datos de Informe Sociedad de la Información en España 2009 de la Fundación Telefónica).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s